Uncategorized

Ornamentos invisibles (IV)

El 20 de octubre fue inaugurada Constelaciones de la audio-máquina en México, en el Museo Morelense de Arte Contemporáneo Juan Soriano.

Kumoto

En el eje central del espacio, una gran mesa construida en placas de acero natural exhibe una variedad de objetos como contenedores de sake, vasijas de colección y otros de uso más cotidiano como vajillas que se utilizan en la operación.

Ver más

Eames: in a series of dreams

Charles y Ray Eames empezaron a producir intensamente productos: sillas, taburetes, colgadores, biombos y juguetes; También se dedicaron a la producción de videos de carácter educativo como Powers of ten, Topology o Symmetry, también desplegaron su fuerza creativa y se introdujeron en el mundo de los muertos con Day of the dead, en el que explican la tradición de ‘El Día de los Muertos’, un verdadero trabajo antropológico sobre el sincretismo de la cultura mexicana: “Tears are shed for the living, we never shed tears for the dead, we must be very careful that no tears drop on this day, because it would make the road slippery and dangerous for the souls on their journey to Mictlán”

Ver más

El monolito y el Señor Presidente

En 1958 Adolfo López Mateos era candidato a la presidencia por el PRI y otros tres partidos —no se fuera a pensar que en la democracia mexicana se imponía un partido único—: el Nacionalista Mexicano, el Auténtico de la Revolución Mexicana y el Popular —su contrincante, Luis H. Álvarez, del PAN, obtuvo poco más del 9% de los votos. Armando Ponce cita en Proceso un reportaje que la misma revista hizo a Ramirez Vázquez en 1985 en el que cuenta —una vez más, lo hizo varias— que López Mateos, a quien le había diseñado su casa, le preguntó siendo candidato qué obra aspiraba hacer un arquitecto hoy en día. Un museo de arqueología, respondió sin dudar el arquitecto.

Ver más

Una ciudad a 30 kilómetros por hora

En la ciudad, un diseño orientado a la seguridad vial no suprime al automóvil, pero sí lo domestica. No le prohibe circular, pero hace compatibles sus necesidades de desplazamiento con las de quienes caminan o pedalean. Entiende que la calle es mucho más que un lugar para moverse: es el espacio donde socializamos, donde los niños juegan, donde se compra, donde se come, donde la gente pasea por el gusto de pasear, actividades que perfectamente pueden y deben compartir espacio con el tráfico vehicular.

Ver más