Vida o muerte de los barrios hípsteres de la ciudad después del sismo

“El sismo amenaza el crecimiento y la popularidad de Roma-Condesa” declaraba el titular de The New York Times sólo tres días después de ocurrido el sismo. Para entonces, en medio de las labores de rescte, ya estaba el tema sobre la mesa y varios se preguntaban sobre el futuro de la zona cool y hípster de la ciudad como si las transformaciones urbanas pudiesen gestarse como saltos cuánticos.

Ver más

Cortés: el primer urbanista

Hernán Cortés dibujó la primera cartografía urbana de lo que más tarde conoceríamos como la Ciudad de México (…) Desde esa primera traza urbana, la ciudad se ha encontrado en medio de piedras sacrificiales y catedrales, en medio del recuerdo de la conquista y las aspiraciones modernizadoras, entre el espacio público y la privatización fotogénica de las calles y de las plazas. Entre las problemáticas tangibles y las ficciones mesiánicas de los alcaldes y activistas. El dibujo urbano de Cortés parece un espiral cuya construcción no terminará, ominosamente, de construirse.

Ver más

La Catedral en peligro

Durante el terremoto del pasado 19 de septiembre, La Esperanza, una de las tres esculturas dedicadas a las Virtudes Teologales con que el arquitecto Manuel Tolsá coronó en 1812 el ático de la Catedral Metropolitana, se hizo polvo contra el atrio. Perdimos aquel tesoro para siempre. Al igual que sus figuras hermanas, La Fe y La Caridad, La Esperanza fue esculpida en piedra de chiluca. Tolsá cobró 5 mil 500 pesos por aquel trabajo. En los archivos de la Catedral aparece su recibo, firmado en diciembre de 1812.

Ver más

‘Los niños no pueden estar durmiendo en la calle’

¿Quién se hubiera imaginado que la tragedia nos alcanzaría la tarde del 19 de septiembre de 2017? Nadie. Como si fuera un juego de azar en el que perdemos todos, habitantes de este Estado como los de Oaxaca, Puebla, Chiapas y Ciudad de México, tuvieron que salir a darle la cara a la monstruosidad que todavía, y hasta el momento, representa el que muchas familias se hayan quedado sin hogar, sin hermanos, tíos o madres, con el peso de la incertidumbre del futuro y en esa terrible soledad que representa saberse vulnerable ante la fuerza de la naturaleza.

Ver más

La arquitectura de René Mancilla

La obra de René Mancilla, arquitecto de la ciudad de Iquique, representa una valiosa pero poco conocida alternativa a la arquitectura chilena. Ligeramente mayor en edad a los arquitectos de la nueva generación, ha trabajado desde hace ya tres décadas desde afuera del establishment y las vanguardias locales y sus redes internacionales. Su obra posee un gran peso teórico, con cada uno de sus proyectos acompañados de extensas “fundamentaciones,” en parte requerimientos burocráticos, en parte elucidaciones filosóficas, en parte descripciones textuales y gráficas que consisten en información técnica, referencias culturales y “observaciones arquitectónicas” y “códices”, es decir dibujos asignados a los futuros ocupantes y usados por el arquitecto como códices a descifrar. Más que “cartografía participativa” se trata de documentos interpretados por Mancilla y que informan pero no determinan el acto proyectual.

Ver más

Los arquitectos y sus aprendices frente al desastre de los temblores

La primera responsabilidad de un arquitecto es que sus construcciones no se caigan. Sin esta condición, el primer valor social o útil del oficio ni siquiera está cumplido, por lo que los demás aspectos de una obra son irrelevantes. Tal obra no es arquitectura. Vitruvio lo repitió una y otra vez: una de las tres condiciones de la arquitectura es la de la firmitas. Sin esa firmeza, ni la comoditas ni la venustas (belleza) tienen sustento. Están huecas.

Ver más

La naturaleza del riesgo

Después de que el Gobierno de la Ciudad de México hiciera público el Atlas de riesgos de la Ciudad de México, cabe preguntarnos cuáles podrían y deberían de ser los efectos que, más allá de la revisión de normas técnicas, puedan tener estos datos en la definición de nuevas políticas urbanas y estrategias de desarrollo que no se centren tan sólo en la lógica de costo y el beneficio económico a corto plazo.

Ver más

Árboles

Después del sismo del 19 de septiembre, se hizo urgente pensar en una necesidad de la Ciudad de México que ya existía antes de lo sucedido aquel día: los parques. Una de las propuestas que han tenido mayor presencia es la de sustituir a los edificios destruidos (o aquellos que estén a punto de estarlo) por parques. Esto se justifica con dos argumentos: la ciudad tendría que ser más “verde”, más “sustentable”; la ciudad tendría que estimular mucho más la convivencia social a través de espacios públicos que no estén cercados por la inmobiliaria corporativista.

Ver más

Re Construir México

La primera acción consiste en un plan para que arquitectos, ingenieros, sociólogos y demás profesionales participen en misiones de campo específicas, con un programa de trabajo y de acuerdo a los principios de evitar demoliciones y apuntalar construcciones dañadas, conectar con la comunidad y recabar información, y ofrendar a quienes ya no están debido a los desastres naturales de septiembre de 2017.

Ver más

Rafael Moneo: museo de arte romano de Mérida

El Museo de Arte Romano de Mérida, obra del arquitecto español Rafael Moneo fue proyectado y construido entre 1980 y 1986. Es un edificio que impresiona por su sencillez en cuanto a materiales e incluso por el austero aspecto exterior del edificio, pero al recorrerlo es fácil reconocer un complejo sistema de escalas, ordenado y estructurado, que adquiere todo el sentido ante la monumentalidad de lo ahí expuesto. Es un proyecto que, a pesar de su encaje en la ciudad -podría pasar desapercibido por su sobriedad-, aúna aquellos elementos realmente importantes del proyecto arquitectónico que paradójicamente se dejan de lado a favor de lo accesorio o anecdótico.

Ver más