Arquitectura y sacrificio: necesitamos buenas historias

Los buenos proyectos se sostienen solos y no hace falta que sean perfectos o completamente útiles para llevarlos a cabo, simplemente tienen que partir de un buen argumento narrativo. Si queremos el sacrificio de los habitantes de la ciudad, si queremos que la arquitectura suceda, si las campañas quieren ser algo más que promesas al aire, tenemos que construir razones para que ofrecerlo valga la pena.

Ver más

Las claves de una ciudad

Un adecuado y armonioso entorno urbano, un patrimonio edificado, no es un simple aspecto fisonómico: es la expresión de un orden general, de una verdadera integración de la ciudad en beneficio de todos sus habitantes.

Ver más

No

Antes de que la euforia productiva agote el territorio, antes de perdernos en excentricidades, de quemar el dibujo, de malgastar recursos humanos y materiales en resolver, alienados, el cómo, es necesario acometer la verdadera necesidad desde la pregunta previa del qué, qué es lo que realmente hay que hacer, y qué NO.

Ver más

El fútbol es espacial

El espacio existe en la cancha. Cuatro mil metros cuadrados, como mínimo, conforman el área útil del terreno de juego. Este plano rectangular formado por puntos y líneas, totalmente bidimensional, no gana en vértigo si no es con su libre y eterna compañera tridimensional, esa esfera de veintidós centímetros de diámetro siempre impoluta y libre de culpas, según Maradona. Esa que cuando está quieta a once metros del arco separa a los valientes del resto, expone al que se dispone a patearla, silencia multitudes y convierte en héroe al que se estira y logra detenerla.

Ver más

La conquista pacífica de Frida

Uno de los grandes méritos de Frida Escobedo es su tranquila y elegante respuesta al enunciado del pabellón Serpentine: “Al principio nos centramos en buscar una imagen, pero nos dimos cuenta que no necesitábamos eso y que simplemente había que cumplir con todas las necesidades del diverso programa que acoge el pabellón. Eso se convirtió en lo importante y en lo necesario»

Ver más

Miradas a la Ciudad

La muestra ‘Miradas a la Ciudad. Espacio de reflexión urbana’, exhibida en el Museo de la Ciudad de México, recorre la urbe capitalina a través de siete miradas que intentan descifrar qué es, en un recorrido denso y polisémico que va desde el arte y la tradición a la literatura y la arquitectura.

Ver más

Movilidad. Lápices y semáforos

La nueva generación de ingenieros no es la misma de hace 50 años: si antes creían que la infraestructura debía adaptarse a la demanda, hoy plantean la gestión de la demanda para adaptarla a la infraestructura existente. Con los arquitectos pasa algo parecido: lentamente comienzan a entender que sus obras impactan de manera directa la manera en que una ciudad se mueve y un concepto clave como desarrollo orientado al transporte sustentable ya no les resulta ajeno.

Ver más

Memoria y olvido del 19 de septiembre

Confiando más en el gesto simbólico que en las acciones eficaces, al dejar su cargo como Jefe de Gobierno de la ciudad para postularse como candidato plurinominal al Senado, Mancera anunció el concurso para el diseño de un ‘Memorial’ que tendría un costo de 14 millones, a los que habría que sumar 46 millones por la expropiación del predio en la avenida Álvaro Obregón donde se pensaba construir. Pese a la oposición de víctimas y afectados, con un programa mal planteado se convocó a un concurso peor planeado al que se inscribieron solamente 34 participantes.

Ver más

Luis Barragán: el mismo arte

Proyectos Monclova inauguró el 26 de mayo de 2018 Las propiedades de la luz (de adentro hacia fuera) del escultor Fred Sanback (1943-2003). El montaje de la exposición, podría decirse, abordó dos arquitecturas: la de la galería y la de Luis Barragán. En el espacio inferior de la bodega se pintaron muros con los colores característicos de la obra del tapatío (azul, amarillo y rosa), mismos que dialogan con las intervenciones minimalistas de Sandback.

Ver más

La ciudad como biografía

La apuesta por lo colectivo y por la construcción de un nosotros no tiene nada de ingenuidad ni de utopismo romántico. Las ciudades “exitosas” se han vuelto hoy una marca, un espectáculo de sí mismas. Parques temáticos cuyas calles y plazas, así como sus monumentos y sus casas se desgastan bajo los pies de hordas de turistas que no tienen ningún afecto por las ciudades que visitan ni se dejan afectar por ellas porque sólo van de pasos.

Ver más