El culto actual a los monumentos

Ver  monumentos llenos de demandas pintadas nos puede causar una gran incomodidad, pero su presencia no puede hacer más evidente que los bienes culturales transmiten mensajes del pasado y permanecen vinculados a sus creadores iniciales, a la vez que necesariamente mantienen un diálogo con la sociedad en el presente a través de acciones que constituyen procesos sociocreativos que se materializan unas veces en forma de consensos pero otras también desde la disputa sobre lo que estas esculturas significan.

Ver más

La ciudad apestada

El coronavirus llegó a Europa. El País reporta que en el norte de Italia «50 mil personas han sido confinadas en 11 municipios que se consideran los principales focos del contagio.» La nota agrega que tres grandes ciudades —Turín, Milán y Venecia— «han tenido que suspender su vida normal».

Ver más

Ventanas

Las ventanas encuadran la visión, así como la fotografía. Se decide, de alguna manera, qué se quiere ver y qué no. Un proyecto de vivienda puede pensar en la luz solar, y también en cómo se le puede evitar al inquilino un padecimiento cuando decida apreciar la vista.

Ver más

Temporal vs. efímero

Hay que saber diferenciar lo temporal de lo efímero; si bien son términos utilizados frecuentemente como sinónimos no lo son de manera absoluta, y por ende poner en crisis la temporalidad difiere claramente de hacer lo propio con la efimeridad de un objeto.

Ver más

Kalach y el edificio del silencio.

Alberto Kalach inaugura su más reciente edificio en el TEC de Monterrey. Un edificio para estar en silencio, un lugar de reflexión y meditación que parece entre los arboles como una nueva pieza icónica para los visitantes del distrito.

Ver más

Un niño en un restaurante

La adultez, por lo tanto, es una tragedia que nadie pide y sin embargo a todo mundo le toca. Por tal motivo, entiendo a aquellos adultos a los cuales les puede incomodar compartir restaurantes con niños: les tenemos envidia.

Ver más

Máquinas abyectas

La destrucción del Polo Sur tuvo efectos mundiales que, pareciera, también acarrearon devastaciones urbanas. Una de las capitales afectadas fue Tokyo, sobre la que se construyó otra versión, Tokio-3, un emplazamiento que sigue la lógica de un búnker.

Ver más

El pájaro carpintero.

Desde los techos de las edificaciones de Pripyat —la ciudad donde vivían parte de los trabajadores de Chernóbil—, el pájaro carpintero soviético es visible a la distancia, elevándose por encima de los árboles, configurando un paisaje intrigante símil a una muralla arruinada, un muro poroso que se posa sobre las nubes.

Ver más