Regresar al ​oikos

Para hacer frente a  la problemática mundial  contemporánea habría que regresar al ​oikos​. Es decir, los pasos hacia la solución contra alguna crisis económica o la actual crisis ecológica se tienen que emprender primero en casa. 

Ver más

El futuro será obsoleto

Una de las preguntas más repetidas que emergen del convulsionado pasado inmediato es cuál será el futuro de la arquitectura. En tiempos de fractura económica, social y política, la necesidad de pensar y repensar el papel del arquitecto, está presente en todos los debates, discusiones y encuentros.

Ver más

Lecumberri 1: el panóptico

En el diseño panóptico de Lecumberri —basado en el orden, la visibilidad permanente, la observación de los sujetos— se condensa la gubermentalidad positivista del porfiriato que concebía la utopía de la nación moderna como una inmensa ciudad ordenada y limpia

Ver más

Campus alternativos

El hecho de que la participación ciudadana sea relevante para la planificación de las ciudades y para desarrollar herramientas, soluciones, políticas públicas y proyectos es innegable.

Ver más

El futuro que ya fue

El colapso o la disolución del futuro es un hecho cultural: el futuro no es un tiempo por venir sino la idea de que en ese tiempo existe, de algún modo, la posibilidad de mejoras y progreso constante y que nosotros podemos conseguirlo.

Ver más

La geometría de la luz del Pabellón de Barcelona

La intervención Geometry of Light, a cargo de Luftwerk en colaboración con Iker Gil, en el Pabellón de Barcelona de Mies van der Rohe utiliza la luz y el sonido para proponer nuevas maneras de percibir el espacio y generar lecturas alternativas que se relacionan con los límites del mismo.

Ver más

Fronteras reasignadas

La arquitecta Nora Akawi, especialista en la reimaginación del mapeo político y espacial en el Medio Oriente, cuestiona la manera como hemos entendido los territorios y las fronteras en un momento en que la figura del refugiado es “central para la política contemporánea”.

Ver más

Del buen uso de las banquetas

En la banqueta ideal sólo se camina; nadie se sienta a leer un libro o se recuesta a mirar los árboles, nadie juega, nadie repara una silla rota, propia o de algún vecino. La banqueta ideal deberá quedar vacía de nuevo cuando el peatón pase de largo.

Ver más