18 mayo, 2019

Casa Zirahuén

por Arquine | @arquine

 

Nombre del Proyecto: Casa Zirahuén
Arquitectos: Daniela Bucio Sistos // Taller de Arquitectura y Diseño
Colaboradores: Edel Hernández y Enrique Melchor
Ubicación: Zirahuén, Michoacán, México
Fecha: 2018
Superficie: 745 m2
Fotografía: Mariano Rentería Garnica y Dane Alonso


 

Casa Zirahuén es una casa de campo localizada en el pueblo de Zirahuén, Michoacán. Desde la loma de El Cerrito Colorado, la casa se emplaza junto con la vegetación del sitio. El Lago de Zirahuén se encuentra al poniente, así que el proyecto desde la loma dirige todas sus vistas hacia él. El principal objetivo del diseño de Casa Zirahuén fue el de crear una reinterpretación de la cabaña típica mexicana, no solo retomando aspectos volumétricos sino también técnicas constructivas vernáculas.

Enjarres con tierra del lugar, ‘charanda’, tierra arcillosa mezclada con ‘topure’, tierra rosada de la región recubren muros de fachadas e interiores. El acomodo de la piedra en los muros de mampostería nos recuerdan a las cercas de piedra que delimitan los predios de los pueblos mexicanos. A nivel volumétrico, las cubiertas a dos aguas rigen nuestros espacios, éstas cubren espacios interiores y se extienden hacia afuera para crear refugios también al exterior. La casa se divide en cuatro cabinas, la más grande contiene el programa social; cocina, sala, comedor, un mirador en su cubierta y área de bodegas en el sótano.

Las otras tres cabinas, albergan el programa privado en sus plantas bajas y tapancos, las tres se conectan a través de pasillos en planta baja y puentes en la planta de tapancos. Dos de las cabinas privadas cuentan con planta de sótano con vista al lago, un bar y gimnasio con jacuzzi conforman su programa. Las tres cabinas se desarticulan de la cabina mayor para crear un patio central, punto importante de encuentro en el proyecto. La decisión de dividir el programa en diferentes volúmenes se toma a partir de la búsqueda de crear recorridos y vivir el bosque en cualquier dirección que tomes en Casa Zirahuén.

Uno de éstos recorridos es el pasaje trasero de las cabinas privadas, en dónde los espejos de agua y rocas del lugar dialogan con las cubiertas de concreto que vuelan al límite del predio. Santa Clara del Cobre se encuentra a pocos kilómetros de Zirahuén y los arquitectos trabajaron con artesanos de cobre para forrar totalmente la cocina y crear piezas como tinas y chorros de agua para los baños de azulejo verde que hacen referencia a la gama colores del bosque del Cerrito Colorado. En el atardecer, la cocina se vuelve una gran lámpara ámbar que ilumina y decora las reuniones en la cabina mayor.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./