20 septiembre, 2018

Casa en Ocuilan l Rozana Montiel

por Arquine | @arquine

 

Ya se entregaron las primeras casas en Ocuilan. Un año después del temblor que azotó el país y dejó a más de doscientas mil familias con sus viviendas afectadas, han sido muchas las iniciativas que han tratado de paliar el daño. El terremoto en realidad fue una gota más que derramó la frágil condición de la vivienda en México, mayoritariamente autoconstruida. Tras los sismos de septiembre pasado y la pasmada reacción de las autoridades hubo muchas iniciativas privadas que espontáneamente se organizaron con distintas capacidades y alcances. Algunas, coordinadas por PienZa Sostenible se llevaron a cabo en comunidades y municipios de los estados de Morelos y México, con el apoyo de Love Army, quienes recaudaron recursos privados para reconstruir las casas dañadas.

A diferencia de iniciativas institucionales que tomaron medidas sistemáticas (aún cuando cada caso es eso, un caso), PienZa Sostenible lideró un proceso personalizado en el que se identificaron las casas dañadas sin derecho a apoyo gubernamental, se invitó a varios arquitectos, se creó una planta móvil capaz de fabricar más de 2,500 ecobloks de alta resistencia por día y se estableció un proceso en el que los arquitectos conocían a las familias afectadas, desarrollando un proyecto y, tras la aprobación de sus nuevos clientes, se procedió a su construcción a través de una empresa local.

Este es uno de los primeros proyectos construidos, diseñado por Rozana Montiel Estudio de Arquitectura. Junto a los planos y las fotografías de la vivienda presentamos una entrevista con su arquitecta.


Arquitectos: Rozana Montiel Estudio de Arquitectura
Colaboradores: Ombeline De Laage, Cristobal Pliego
Ubicación: Ocuilan, Estado de México
Fecha: 2018
Fotografía: Jaime Navarro


 

En este proyecto, el estudio de Arquitectura de Rozana Montiel reinterpretó la vivienda tradicional rural para la reconstrucción de una pequeña casa de 50 m2 en Ocuilán, Estado de México. La construcción, afectada por el sismo del 19 de septiembre 2017, actualmente padece inundaciones, humedades, ventiscas frías, muros fracturados, y no tiene abasto de agua; por restricciones espaciales, sus habitantes viven en hacinamiento insalubre.

Bajo el programa de PienZa Sostenible, el proyecto recupera el patrimonio de una jefa de familia a cargo de sus dos hijos menores y de su abuela, un adulto mayor discapacitado. El diseño, que recupera y reinterpreta elementos vernáculos de materialidad y construcción, genera plusvalía en la casa y el predio, e incrementa la calidad de vida y desarrollo económico de la familia.

La nueva vivienda proyectada integra las costumbres de usos espaciales de los habitantes de la región con una planta arquitectónica flexible que obedece a las diferentes necesidades espaciales. Se diseñó una cocina externa con planta circular para un fogón de leña; la cocina goza de una ventana a la calle que la tornan también un local comercial.

En la casa-habitación, la espacialidad generada por el techo a dos aguas permitió la creación de un tapanco que habilita un cuarto separado para los hijos, y que además provee de doble altura al comedor, mejorando la calidad espacial de los interiores que junto con la orientación sur de la casa generan confort térmico dentro de la vivienda. Para los techos y escalera se busca emplear polín de madera reciclado a fin de aprovechar al máximo el bajo presupuesto.

Los muros de ecoblock y los techos de madera para la casa permiten un ambiente térmico. El desplante del piso elimina el problema de humedades y encharcamiento. Una rampa de acceso habilita la circulación del miembro familiar discapacitado.

La cocina central no sólo abre un espacio de auto-sustento económico también articula un espacio de convivencia común entre la vivienda nueva y otras dos casas dentro del mismo predio que son propiedad de familia extensiva. El tinaco para almacenamiento de agua, que surte un baño cerrado y abastece una pileta, facilita un recurso cotidiano no-renovable y, por tanto, incrementa la calidad de vida de la familia en su conjunto.

El diseño de esta casa, económico pero de gran eficacia, incrementa exponencialmente el valor de la propiedad original, a la par que mejora el bienestar cotidiano, la convivencia social y las oportunidades económicas de la familia en su totalidad.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa Chipicas

Casa Chipicas es un proyecto que inserta viviendas ecológicas, en un terreno exuberante de vegetación en Valle de Bravo México. Las instalaciones de las residencias son iguales en las cuatro casas. La fachada del complejo habitacional posee un revestimiento de madera que se consigue en los alrededores, arquitectura ecológica.

Ver más