22 septiembre, 2019

Casa de las Tejas Voladoras

por Arquine | @arquine

 

Nombre de proyecto: Casa de las Tejas Voladoras
Arquitectos: Daniel Moreno Flores
Página web: danielmorenoflores.blogspot.com
Colaboradores: Nicole Montero, Cristian Navarrete, Martín Pasaca, Jaime Tillería, Pablo Betancourt
Superficie: 200 m2
Ubicación: Quito, Ecuador
Fecha: 2018
Fotografía: JAG Studio, Daniel Moreno Flores, Santiago Vaca Jaramillo


 

El diseño de la casa nace de una búsqueda de la esencia de la propietaria, para ello se indago sobre muchos de los temas relacionados a ella. Se identificó en ella un espíritu lúdico e inocente, rasgos exploratorios, una persona sensorial, en busca de la sorpresa, de descubrir, valorando los procesos, interesada en las mutaciones y los cambios en el espacio. En este proceso se absorbieron los rasgos característicos del carácter de la propietaria y se trabajó mediante significados personales. Con motivo de la pasión de la propietaria por las ilustraciones se estableció involucrarnos en sus lógicas y realizar ilustraciones como metodología de diseño.

Después del entendimiento de esta constelación de ideas, de desarrollan espacios que permiten ser entendidos como atemporales, para que ella se sumerja en la lectura. Estos espacios intensifican la relación con la montaña, la vegetación baja, el cielo y con el Guirachuro -una especie de pájaro del lugar-.

Para la ubicación de la casa se realizó un evento con la propietaria en el que nos reunimos para presenciar el amanecer, además que buscamos un sitio en donde los árboles abracen y a su vez contengan la casa. La vivienda se adaptó y quedo emplazada entre múltiples árboles, no se retiró ninguno, de tal forma la casa queda inserta en el lugar como si siempre hubiese estado ahí, resaltando la ubicación de la flora, todos los árboles aledaños son parte de la casa.
La casa se orienta a la vista predominante para la contemplación de la montaña.

La casa se va descubriendo en la medida que se recorre. Desde la llegada hacia la casa, se buscó tener un volumen definido abstracto reconocible armado en estructura metálica de la que cuelgan las tejas recicladas y nuevas, las cuales conforman muros que permiten concentrar la vivencia hacia el interior.

Al entrar a la vivienda aparecen volúmenes y planos que intensifican la vivencia natural, estos volúmenes permiten conectarse en distintas alturas.
El cuerpo mayor cubre toda la casa, se configura como un impluvium con un pozo de luz en su lado inferior -en los equinoccios entrará la luz de manera vertical-. Al exterior se configura una terraza inclinada contenida por las tejas colgadas y el cielo, este espacio está destinado para lectura.

El segundo volumen es el que configura el dormitorio y en la parte superior un espacio de contemplación de la montaña.

El tercer volumen se conforma por planos que abrazan un árbol, todo su follaje está presente en el baño.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Ingo Maurer (1932-2019)

Ingo Maurer (1932-2019) pensaba que “sin tomar riesgos, sin trabajar con objetos que no corresponden precisamente a una idea consolidada de belleza, nuestras ideas no se desarrollarán y la calidad estética de nuestro trabajo se deteriorará gradualmente. A veces, menos buen gusto es mejor gusto.”

Ver más