18 septiembre, 2019

Casa Comiteco

por Arquine | @arquine

 

Nombre de proyecto: Casa Comiteco
Arquitectos: Marcos Franchini y Nattalia Bom Conselho
Página web: www.mfranchini.com
Colaboradores: Amanda Castilho, Gabriel Nardelli y João Pedro Facury
Superficie: 204 m2
Ubicación: Belo Horizonte Minas Gerais, Brasil
Fecha: 2018
Fotografía: Gabriel Castro


Casa Comiteco es la residencia de una pareja joven de arquitectos y a su vez un espacio comercial para talleres y cata de vinos. El edificio atiende independientemente las necesidades de cada espacio y mantiene cierto grado de indeterminación espacial para dar pie a la flexibilidad de usos futuros.

Es importante mencionar que existe la posibilidad de integración de ambos espacios y la extensión de la residencia a un tercer piso, lo cual permite al edificio transformarse y adaptarse a las necesidades de los habitantes a través del tiempo.

El lote está ubicado en una esquina con una pendiente pronunciada, y cuenta con una legislación específica de altimetría y densificación debido a su proximidad a la Sierra del Curral y al Conjunto de Paisajes de Pico Belo Horizonte, un área de preservación ambiental, registrada por el Patrimonio Histórico y Artístico Nacional, Instituto (IPHAN) en el año 1960.

El entorno, desafortunadamente, presenta mayormente proyectos con amnesias topográficas en las cuales existe poca o nula relación con el terreno natural. El área intervenida por los arquitectos promueve espacios amplios e integrados al entorno, con aberturas para visiones predominantes del paisaje, siendo el edificio uno de los puntos más altos de la ciudad. Es necesario utilizar aleros, pérgolas y brises-soleils para proteger la fachada noroeste, que tiene una gran incidencia solar pero, al mismo tiempo, tiene una visión definitiva para contemplar el paisaje urbano.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Ingo Maurer (1932-2019)

Ingo Maurer (1932-2019) pensaba que “sin tomar riesgos, sin trabajar con objetos que no corresponden precisamente a una idea consolidada de belleza, nuestras ideas no se desarrollarán y la calidad estética de nuestro trabajo se deteriorará gradualmente. A veces, menos buen gusto es mejor gusto.”

Ver más