2 febrero, 2019

Casa Atlas

por Arquine | @arquine

 

Nombre del Proyecto: Casa Atlas
Arquitectos: Macías Peredo |Salvador Macías, Magui Peredo, Denisse Sandoval, Miguel Valverde
Página web: emparquitectos.com
Maqueta: Denisse Sandoval y Miguel Valverde
Equipo: Francisco Gutiérrez y Saraí Chávez
Superficie: 400 m2
Ubicación: Zapopan, México
Fecha: 2013
Texto: Victor Alcérreca
Fotografía Maqueta: César Béjar
Fotografía: Jaime Navarro, Daniel Robles, Onnis Luque

 


 

Los muros de la Casa Atlas no están sólo enladrillados para cumplir, con maquillaje, alguna de las regulaciones del condominio. Son muros construidos con barro. De vez en cuando, el aparejo deja que el adobón de Tlajomulco gire o se asome un poco para recordarnos este hecho.

El emplazamiento de las tres torres que forman la casa se podría describir como simplemente ordenado —una de ellas ocupa el frente hacia la calle, las otras dos se desplazan a lo largo— de no ser por un escrupuloso giro del conjunto sobre el terreno, que evita que estos cuerpos de terracota se acomoden, estáticos, paralelos a sus linderos.

Mediante esta diagonal, la negociación entre el jardín y las habitaciones se tensa. Las perspectivas de un jardín pequeño se comprimen, se alargan y se abren. Entre torres y jardines aparece un vestíbulo iluminado y vítreo, a manera de puente. A las tres habitaciones que ahí se reúnen las anteceden, desde la claridad del vestíbulo, tres cuidadas transiciones lumínicas y materiales.

Los muros pétreos, rojizos, contienen, como suele ocurrir en las casas diseñadas por Macías Peredo, el ámbito terso y perfumado de la madera, no como un simple acabado, sino como otras formas de la arquitectura albergadas en el interior.

En la habitación de la madre, el fondo del mueble resguarda los vestidores y el baño. En las habitaciones de los hijos, ahí donde la torre se estira en una nueva diagonal hacia el cielo, el mueble da lugar a un tapanco y a un nuevo grado de intimidad dentro de la recámara.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Casa Girasol

La Casa Girasol se encuentra en una privilegiada situación de límite, de frontera entre el agua del mar mediterráneo y la roca dura de la Costa Brava, entre la naturaleza agreste del Cabo de Creus y el casco urbano de El Port de la Selva, pequeño pueblo pescador en la frontera entre Francia y España.

Ver más