6 agosto, 2018

Utopía, Biblioteca y Academia de Artes Escénicas

por Arquine | @arquine

 

Nombre del Proyecto: Utopía, Biblioteca y Academia de Artes Escénicas
Arquitectos:
KAAN Architecten : Kees Kaan, Vincent Panhuysen, Dikkie Scipio
Equipo del proyecto: Bas Barendse, Tjerk de Boer, Sebastiaan Buitenhuis, Sebastian van Damme, Paolo Faleschini, Raluca Firicel, Narine Gyulkhasyan, Joost Harteveld, Walter Hoogerwerf, Martina Margini, Giuseppe Mazzaglia, Kevin Park, Giulia Rapizza
Cliente: Autonoom Gemeentebedrijf Stadsontwikkeling Aalst (AGSA)
Contratista principal: Groep Van Roey NV, Rijkevorsel
Consejero Construcción: UTIL Struktuurstudies, Schaerbeek
Consejero instalaciones técnicas: Studiebureau R. Boydens NV, Bruges Sint-Michiels
Instalación hidráulica y eléctrica: Studiebureau R. Boydens NV, Bruges Sint-Michiels
Control Incendio: ABT, Delft (Pays-Bas)
Acústica: Tractebel Engineering SA, Bruselas
Sustentabilidad: Studiebureau R. Boydens NV, Bruges Sint-Michiels
Ubicación: Utopia 1, Aalst, Bélgica
Fotografía: Delfino Sisto Legnani y Marco Cappelletti


 

Utopía, Biblioteca y Academia de Artes Escénicas, ubicada en un nuevo edificio diseñado por Kaan Architecten, se abrió en la ciudad flamenca de Aalst, a partir de un concurso lanzado en 2015 por el municipio. La estructura de ladrillo de 8,000 metros cuadrados incorpora un imponente edificio histórico de la segunda mitad del siglo XIX y revitaliza el paisaje urbano, dando una expresión elegante a los requisitos de funcionalidad. Inspirado en la famosa obra de Tomás Moro ‘Utopía’, impreso por primera vez en Aalst por Dirk Martens, un ciudadano prominente de la ciudad, el nuevo edificio se ha integrado en el tejido urbano para enfatizar los espacios singulares del centro y sus calles irregulares, e interactuar con ellos. Se crearon tres nuevos lugares a lo largo de Esplanadestraat, Graanmarkt y Peperstraat.

La pieza denominada «Escuela de Pupilos», un edificio de 1880 que servía como una escuela para los hijos de los soldados —que recibían educación hasta los 16 años antes de unirse a un regimiento— se mantuvo en el diseño Kaan Architecten para convertirse en pieza central del nuevo edificio. Por dentro y por fuera, las fachadas antiguas se mezclan perfectamente con los generosos espacios, mientras que los ladrillos se encuentran con los elementos de concreto gris.

Utopía, la ciudad y los habitantes están inextricablemente unidos y se observan a través de altas y anchas aberturas, delicadamente dispuestas entre las fachadas de ladrillo. La entrada del edificio está ubicada en un lugar íntimo entre el café y el auditorio. Directamente desde el vasto vestíbulo, el interior del edificio se revela del suelo hasta el techo y, en voladizo, varios niveles de concreto parecen flotar en el aire. Ubicadas en diferentes alturas, estas plantas ofrecen estantes para libros y mesas de lectura con una vista desde el atrio hasta la fachada de ladrillos del edificio preexistente.
Además, una biblioteca de 11,5 metros de altura se extiende hasta el techo y alberga libros donados por los habitantes de Aalst.

La estructura de concreto parece descansar sobre los libros. Los estantes se presionan contra discos de concreto, formando columnas-hongos que permiten que los pisos estén en voladizos sin soporte adicional. Siguiendo la alternancia escalón-contrahuella, la zanca se eleva zigzagueando, dando a la escalera una presencia escultórica en las afueras del atrio y de la sala de lectura. Los techos minimalistas parecen casi ausentes. Todos los sistemas técnicos están ocultos detrás de una celosía de color metálico que, además, atenúa la luz agresiva del sol y crea una atmósfera agradable durante el día.

La Academia de Artes Escénicas ocupa el auditorio de la planta baja y las dos primeras plantas a ambos lados del atrio de lectura. En el nuevo edificio, la sala de ballet, les estudios de ensayo y espacios de enseñanza tienen ventanas tan altas y anchas que las propias salas, con vistas tanto en y para la ciudad y que dan su carácter la fachada. El mismo lenguaje expresivo está presente en la Escuela de Pupilos, donde se han eliminado las barandillas y donde los alféizares de las ventanas del piso noble han sido claramente descendidos.

La acústica fue una preocupación fundamental del diseño de KAAN Architecten: la lectura en la biblioteca no debía verse alterada por las lecciones de música o los ensayos. Los pisos de concreto suspendidos han reemplazado los pisos del antiguo edificio, las puertas han sido reemplazadas por barreras acústicas y las ventanas de doble vidrio no dejan pasar una nota de piano.

La mayor parte del exterior del edificio consiste en nuevas fachadas de ladrillo. Los arquitectos estudiaron los colores predominantes de la ciudad flamenca y eligieron un ladrillo oscuro llamado «Red Aalst». Para reforzar la dualidad de Utopía, estos ladrillos planos y largos (50 x 10 x 4 cm) se colocaron horizontalmente en contraste con los verticales de las fachadas de la vieja escuela.

Utopía y su apertura no descuidan la sostenibilidad. El edificio recibió una calificación BREEAM Excelente: los materiales y el personal son locales, se usaron equipos de eficiencia energética para la construcción, paneles solares, calefacción geotérmica e iluminación LED en el diseño; el agua de lluvia es recolectada y filtrada y 230,000 ladrillos fueron triturados y reutilizados.

KAAN Architecten ha concretado su deseo de interactuar con el tejido urbano: Utopia ya es una referencia en el centro de la ciudad de Aalst, los habitantes están felices de recibir un nuevo sitio y de poder disfrutarlo a diario.

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./