12 julio, 2021

Barcelona y la MACBA life

por Erik Carranza L. | @SA_Anonima

MACBA, foto por Marcel Lí Saènz

 

1. “respect the plaza”

La MACBA life se puede definir como una plataforma en red de divulgación de lo que sucede en la Plaza de los Ángeles, frente al Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Es “la vida en la calle”, como le llama uno de los creadores de esa plataforma, Álex Braza —team manager de Jart skateboards— y es también la “república independiente del skate”, como lo define Eduardo Bravo. Pero en realidad es una plataforma física que ha tomado como fondo los volúmenes blancos de la arquitectura de 1995 de Richard Meier para el MACBA, que junto con la plaza y la articulación propuesta entre el Centro Cultural de la Casa de la Caridad y el edificio sede de la universidad, han reestructurado no sólo el Barrio Gótico de Barcelona, también han generado un modo de ocupación de esa plaza.

Una plaza dura con un material uniforme, un pavimento pétreo en color obscuro que realza la blanca arquitectura del MACBA y que generan en combinación de esa distinción cromática un fondo para las actividades que se realizan en ella; una plaza dura que unifica prácticamente una manzana completa.

La plaza se acompaña con un basamento para elevar el museo separando la circulación peatonal de conexión con los flujos de acceso directo a este. Ese basamento se acompaña de un set de 8 escalones, “el big gap*”, que conecta directamente con la Carrer de Montalegre hacia el nororiente. En esa misma orientación, una rampa peatonal que se desarrolla a todo lo largo de la plaza para conectar con el extremo norponiente, deslindándose de la plataforma general mediante otra escalera con 4 huellas mas alargadas que absorben la diferencia de niveles que se contiene con un muro bajo en donde se ubican los estandartes de las exhibiciones del museo,  para contener rampas, escaleras y diferencia de niveles una serie de muretes de 45 centímetros de altura, aproximadamente, que también confinan y distinguen el basamento contra la plaza. Estos funcionan como ledges (cajones)  que en su encuentro, el del sentido longitudinal contra el transversal (donde se ubican los estandartes), una entrecalle de separación de aproximadamente 60 centímetros (como dren pluvial del basamento) funciona como uno de los puntos mas importantes para hacer trucos.

Sobre este basamento frente al muro cortina de cristal una escultura de Jorge Oteiza, La ola, que dialoga con la arquitectura, el entorno urbano y el día a día de la plaza, una escultura patinable que ha sido erosionada poco a poco por la fricción de las ruedas de las patinetas y por la pintura del grafiti.

La Ola, Jorge Oteiza via la MACBA life

En el otro extremo de la plaza, entre el edificio del Centro de Estudios y Documentación del MACBA y el Convento de los Angeles (rehabilitado por Lluís Clotet, Carles Díaz e Ignacio Paricio en los años 80 bajo el plan del Liceo al Seminari), otra serie de escalinatas con un set de 5 escalones que remata con el muro de piedra y una caja de cristal que enmarca el acceso al edificio y que está próximo a desaparecer.

Y en la parte posterior en el edificio de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna en la calle de la Placa de Joan Coromines, “el gap* de las míticas gradas” uno de los más difíciles de patinar a nivel mundial que junto con el mural “todos podemos parar el SIDA” de Keith Haring, de 1989, cierran la experiencia de la plaza.

Revisando los croquis del MACBA en la página de Richard Meier & Partners Architects  parecen mapeos de los flujos y circulaciones de los patinadores en la plaza alrededor de la marca arquitectónica blanca de Meier, como la construcción de lineas que hace el skateboarding al apropiarse del espacio público de la plaza.

 

 

2. “keep the plaza clean”

Recientemente se anunció la propuesta ganadora para ampliar las actividades del MACBA para el 2023, de HArquitectes + Christ & Gantenbein con una “galería” como construcción anexa a los vestigios del  Convento de los Ángeles del siglo XVI, una propuesta de acuerdo al jurado que “resuelve con pulcritud el diálogo a tres diferentes escalas: con el barrio, la ciudad y el museo”, pero ¿qué significa la pulcritud en arquitectura?, si la entendemos como el cuidado, la limpieza y la delicadeza hacia algo en este caso al espacio público, se asemeja en los mismos términos a la propuesta de “keep the plaza clean”, que promovieron los creadores de la MACBA life junto con la marca Volcom donde invitaban a los patinadores a hacer consciencia sobre el espacio público de la plaza:

“…skate spots are an important part of skateboarding;

they are epicenters of fun, creativity and culture:

come skate, participate and enjoy them 

but also respect them

keep the plaza clean”

algo así, en otras tres diferentes aproximaciones como el diálogo entre la arquitectura, la ciudad y la gente.

3. viva la #macbalife

El distrito de Ciutat Vella se planteó en algún momento remodelar el entorno del MACBA para expulsar a los patinadores, en junio de 2019 entro en vigor la prohibición municipal de patinar de las 10 de la noche a las 7 de la mañana (con una multa entre 300 y 900 euros, de unos 6 mil a 18 mil pesos), la comunidad ha solicitado que se coloque mobiliario urbano y juegos infantiles para acrecentar la vida pública vecinal, se han hecho acciones de protesta enverdeciendo la plaza y realizado actividades con conciertos y talleres infantiles y han criticado a la plaza como “un espacio público hostil de cemento”; hoy, a lo lejos, esos problemas parece que son vigentes y no van a desaparecer, la fricción entre los cuerpos de los peatones contra el de los patinadores es constante.

La actividad económica que se desarrolló en la zona tras la llegada de muchos patinadores (no se si sigan existiendo los cupones de descuento que locales comerciales  tenían exclusivamente para patinadores como forma de agradecimiento a ese otro magneto de la intensidad turística que se tenía en su momento y que beneficiaba directamente a estos locales) han hecho que la MACBA life tenga ya su tienda física en los bajos de la Carrer del Peu de la Creu 25. 

Veamos como la construcción del MACBA del futuro en su proceso y en su objeto terminado afectan y transforman la vida pública de la plaza y como esos volúmenes blancos de la arquitectura de Richard Meier sumados a la “pulcritud“ de la nueva arquitectura de HArquitectes + Christ & Gantenbein siguen haciendo fondo para la escena del skateboarding a nivel mundial.

¡Viva la #macbalife!


*un gap en mi propia definición es la combinación entre el espacio, la acción -es el truco realizado en un desnivel, en este caso las escalinatas, y el tiempo que el patinador se mantiene suspendido en el aire: lo complicado de los gaps del MACBA son por un lado la circulación de gente y automóviles sobre la Carrer de Montalegre (y el impacto de la caída al realizar un truco sobre el murete perimetral) y por otro lado la proximidad del muro de piedra y la caja de cristal del Convento de los Ángeles (5 m de distancia aproximadamente entre el set de escaleras y los muros que se reducen entre 3 y 2 m de acuerdo al tipo de truco que se haga), pero este último gap es al que le van a sacar provecho antes de que coloque el tapial de obra.

Este texto forma parte del proyecto de investigación de “ciudad cuerpo y deporte urbano” del Sistema Nacional de Creadores de Arte en Arquitectura (diseño arquitectónico).

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Thomas Church: el jardín y la alberca

Thomas Church diseñó más de 2,000 jardines privados referente para el “estilo californiano” y que concibió en oposición al tradicional jardín contemplativo, pensando en una amplia variedad de usos: relajarse, divertirse, nadar, jugar, comer y beber.

Ver más
Publica

Una marca de cera en la ciudad

Una marca de cera que se vuelve el elemento distintivo para identificar que ahí uno se puede divertir y puede vincular su cuerpo con el de la ciudad.

Ver más