7 marzo, 2018

Balkrishna Doshi, premio Pritzker 2018

por Alejandro Hernández Gálvez | @otrootroblog
Balkrishna Doshi en su estudio. Fotografía: Miquel Adrià

 

Balkrishna Vithaldas Doshi nació en Pune, en la India, en 1927, “en una familia india que había estado involucrada en la industria del mueble por dos generaciones,” dice la nota biográfica que hoy publica la fundación Pritzker. En una entrevista contó que, estando en la preparatoria, un amigo que pintaba lo invitó a una clase de dibujo, lo que quizá fue el primer paso hacia la arquitectura. Se inscribió en la Sir Jamsetjee Jeejeeebhoy School of Art, la más antigua institución de arte en Mumbai, fundada en 1857, donde destacó en ciencias y matemáticas. Otro estudiante de arquitectura lo animó a acompañarlo a Londres, para presentar un examen ante el Royal Institute of British Architects. Entre 1951 y 1954 trabajó con Le Corbusier, en París. “Cuando entré con Le Corbusier, no sabía francés ni estaba totalmente educado en arquitectura. Pero cuando lo vi dibujando como si manipulara seres vivos con el dibujo, empecé a tener un mejor sentido de la arquitectura, la escala, el espacio y los edificios.”

Balkrishna Doshi con Le Corbusier. Fotografía: Miquel Adrià. Tomada de una de las fotos del propio Doshi en su despacho.

 

B.V. Doshi regresó a la India a supervisar algunas obras de Le Corbusier. En otra entrevista con Lars Gezelius en el 2016, B.V. Doshi dice que, tras trabajar doce años con Le Corbusier, éste se convirtió en su mejor amigo. En 1956 abrió su propia oficina, Vastushilpa. En 1962 empezó a trabajar con Louis Kahn, como asociado para la construcción del Instituto Indio de Administración, en Ahmedabad. “Kahn pensaba en Corbusier como un gurú —dijo el arquitecto indio— así que en cierto sentido era un vínculo entre los dos. Khan también estaba muy interesado en la ventilación y la luz, pero de una manera diferente a Corbusier. Estaba buscando orden y Le Corbusier estaba buscando una excepción. Para mí, eso está cerca de la filosofía india, el orden y la excepción”.

En el mismo 1962, B.V. Doshi fue el director fundador de la Escuela de Arquitectura de Ahmedabad, cuyo edificio diseñó: “Uno de los primeros edificios que diseñé fue la escuela de arquitectura aquí en Ahmedabad. Fue a principios de la década de 1960 y utilicé una forma de pensar que había aprendido de Le Corbusier. Apenas había dinero, así que solo usamos algunos materiales. Puede abrir grandes puertas en el edificio y usar el espacio para cualquier propósito que quisiera. Hay aulas en el césped, en el techo y en los jardines. Hay mucha sombra y brisa. Estas son cosas importantes para nosotros debido al clima”.

Estudio del Arquitecto. Fotografía: Miquel Adrià

 

El jurado del premio Pritzker declaró que sin duda los primeros trabajos de “Doshi, como lo llaman cariñosamente todos los que lo conocen, […] “fueron influenciados por estos arquitectos, como se puede ver en las formas robustas de hormigón que empleó. Sin embargo, Doshi tomó el lenguaje de sus edificios más allá de estos primeros modelos. Con una comprensión y apreciación de las profundas tradiciones de la arquitectura de la India, unió la prefabricación y la artesanía local y desarrolló un vocabulario en armonía con la historia, la cultura, las tradiciones locales y los tiempos cambiantes de su país de origen.” El jurado termina afirmando que Balkrishna Doshi “demuestra constantemente que toda buena arquitectura y planificación urbana no sólo debe unir propósito y estructura, sino que debe tener en cuenta el clima, el sitio, la técnica y el oficio, junto con una comprensión y apreciación profunda del contexto en el sentido más amplio. Los proyectos deben ir más allá de lo funcional para conectarse con el espíritu humano a través de fundamentos poéticos y filosóficos.”

Amdavad Ni Gufa (photo courtesy of VSF)

 


Sangath Architect’s Studio (photo courtesy of VSF)

 

Sangath Architect’s Studio (drawing courtesy of VSF)

 

Sangath Architect’s Studio (plan courtesy of VSF)

 


Life Insurance Corporation Housing (photo courtesy of VSF)

 

Life Insurance Corporation Housing (sketch courtesy of VSF)

 


Aranya Low Cost Housing (photo courtesy of VSF)

 

Aranya Low Cost Housing (drawing courtesy of VSF)

 


Vidhyadhar Nagar Masterplan (drawing courtesy of VSF)

 


Indian Institute of Management, Bangalore (photo courtesy of VSF)

 


Centre for Environmental Planning and Technology (photo courtesy of VSF)

 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Crítica y fracaso: dos libros

Hay un efecto interesante de la lectura de dos libros publicados con pocos meses de diferencia —Arquitectura y crítica y Arquitectura y fracaso—: la idea de que quizá nunca fuimos modernos y que otro acercamiento a la crítica tal vez sea necesario hoy.

Ver más
Publica

Adios a Los Pinos: imaginemos cosas distintas

El principal invasor de áreas verdes en Chapultepec es la residencia oficial de Los Pinos, con una superficie de 748 mil metros cuadrados. Abrir Los Pinos es viable e incluso deseable, lo importante es imaginar cómo.

Ver más