22 julio, 2021

Bajío 307

por Arquine | @arquine

Nombre del proyecto: Bajío 307
Arquitectos: BRAG arquitectos
Ubicación: Ciudad de México
Fotografía: Onnis Luque, Iker Haro
Fecha: 2020


Este conjunto habitacional de 82 departamentos está ubicado en la colonia Roma, una zona con alto valor patrimonial en la Ciudad de México.

Se desplanta en un terreno irregular que resultó de la fusión de diferentes predios y cuenta con frente a tres calles distintas. El reto principal fue trabajar con una casa catalogada por el INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes) que se encontraba en uno de los predios y que ésta dialogará de una forma sutil con el edificio contemporáneo dentro de su contexto. A partir de esto, se restauró la casa y el proyecto fue resuelto a través de un eje compositivo en sentido longitudinal del terreno, con la construcción de dos volúmenes de 7 niveles. Esto permitió conservar el 60% de área libre y preservar los arboles existentes. Desde el inicio fue una premisa que el proyecto tuviera grandes zonas de áreas libres para los residentes, lo cual rompe con el esquema de las construcciones en esta zona.

En planta baja, el acceso principal se localiza en la casa catalogada, en la cual se desarrollan las áreas comunes; el lobby, biblioteca, cafetería, sanitarios y vestidores; en planta alta se encuentran el gimnasio, sala de juntas y business center; y en la azotea se contempla un área de roof garden con zonas de estar. Además el complejo residencial cuenta con un área de alberca.

Todo el conjunto está rodeado de áreas verdes con un total de 2,150 m2 entre espacio conservado, jardineras y muros verdes.

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Auvent D’Evisa

El proyecto tiene un alcance intergeneracional. Tiene que ser un refugio, en primer lugar, pero también un lugar donde se hacen recuerdos y se cuentan historias, continuando así la gran tradición de transmisión oral de conocimientos. El pórtico también debe ser una herramienta educativa para promover la conciencia ambiental.

Ver más
Publica

Casa Mirador

No se sacrificó vegetación y no hubo desperdicio de ningún material. Todo material que se pudo rescatar de la demolición de la fachada se clasificó para usos posteriores y los escombros fueron utilizados para mejoramiento de pisos en zonas aledañas al terreno.

Ver más