3 agosto, 2018

Auto-matic: las implicaciones de la automatización del dibujo en la arquitectura

por Anna Adrià

Auto-mátic  es  un  homenaje  a  Méta-matics,  de  Jean  Tinguely,  la  serie  de  máquinas  que  producen  obras  de  arte  y  que  investigan  la  intrusión  enérgica  de  la  tecnología  en  nuestra  sociedad.

Edouard Cabay, curador de auto-mátic

La exposición muestra más de 120 dibujos que son resultado de condiciones impuestas. No se trata de diseñar la forma final de un producto sino seguir las instrucciones que rigen su producción. El protocolo es la receta, un conjunto de  instrucciones que dictan las acciones que se ejecutarán. 

Una pieza te recibe al pie de la escalera por la que se accede a la exposición. Se trata de un experimento en el que 10,000 gotas de tinta caen sobre un lienzo en movimiento desde 15 metros de altura. El lienzo se mueve al ritmo que caen las gotas con el objetivo de formar una perfecta cuadrícula. Al tratarse de un proceso automatizado, es posible que haya desviaciones, imprecisiones, arbitrariedades o accidentes que se salen de las expectativas previas. Al mismo tiempo permite que surjan nuevos resultados.

En la primera sala, el movimiento de la otra pieza performativa de la muestra te cautiva. Se trata de una máquina con ocho ventiladores controlados electrónicamente soplan hacia el centro de un lienzo. En medio, una pluma unida a una vela se mueve con el viento generado por los ventiladores. Se genera un diálogo entre todos los elementos. El bolígrafo flota, navega y se desplaza según sopla el viento.

El resto de la exposición son ejemplos del resultado de diferentes procesos gráficos que  han sido producidos por diferentes medios, incluyendo personas, robots, computadoras e incluso por fuerzas de la naturaleza como el viento y las olas, todos comparten un conjunto de características comunes: son siempre únicos y su resultado no se puede prever; no son creados por un individuo, sino por un sistema compuesto por actores  plurales.

Al final de la exposición, puedes dejar tu huella poniéndote a disposición de las instrucciones dictadas y hacer uno de los dibujos que, una vez concluido se cuelga en la entrada de la muestra. La exposición auto-mátic, proyecto que nació en el Máster de Arquitectura Avanzada del IAAC y que se basa en el proceso y no en el resultado, estará en el Centre d’Art Santa Mónica, en Barcelona, hasta principios de septiembre. 

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

Sentirte parte de la luz

Conversación con Andrus Marín – exalumno del Posgrado Lighting Design-  por la participación en el Workshop Lights in Alingsås becado por Lightecture.

Ver más