Revista Arquine No. 81 | Tierra

Verano 2017
$95.00MXN COMPRAR

SUSCRIBIRSE

Proyectos

Isaac Broid + PRODUCTORA | Álvaro Siza Vieira | ESRAWE + CADENA | EL EQUIPO MAZZANTI | TALLER Rocha Carrillo | Tropical Space Co., Ltd. | José Cubilla | Cherem Arquitectos | Óscar Hagerman + CANO | VERA arquitectura | Albert Faus | De Gouden Liniaal Architecten

Conversaciones

Barry Bergdoll | Cooperación Comunitaria

Ensayos

Irmgard Emmelhainz | Karl Laske | Luigi Amara | Paulo Tavares | Feike de Jong

 

Tras los números sobre madera y concreto, éste es el tercero dedicado a un material, aunque en este caso va más allá: la tierra no sólo es un material para construir, sino también el lugar, la materialidad misma que condiciona nuestra existencia y, por tanto, nuestras construcciones. En este Arquine 81 buscamos acercarnos a la tierra a partir de distintas escalas y operaciones: recorrer o caminar, medir o hacer mapas, cultivar, apilar y excavar y, finalmente, construir, con tierra, ya sea cruda o cocida.

Construir con tabique aparente, hoy en día, supone la consideración de un “grado cero” de todo el aparato constructivo y compositivo de la arquitectura, el recurso a un elemento mínimo que, por su misma dimensión, permite libertades de realización de enorme apertura. Exponer el ladrillo explicita visualmente los procesos constructivos, a la vez que reivindica —en plena era tecnológica— las virtudes de la acumulación manual de una pieza prismática que se maneja con una mano: un bloque de arcilla básico, capaz de resolver toda la complejidad de la construcción desde los orígenes de la historia, acumulando hiladas, con aparejos tan polivalentes que en su combinatoria conforman impostas, cornisas y arcos. Así, entre las obras que publicamos se muestran membranas permeables que van más allá de las celosías de moda; materiales cerámicos que apelan a la condición fenomenológica de la tierra; fábricas de ladrillo que exploran sus potenciales formales, apelando a la sinceridad constructiva y a la expresión artesanal para crear la obra de arquitectura, o que muestran el potencial de la autoconstrucción como parte de un proceso de rescate de cohesión social.

A su vez, distintos ensayos recorren logros, proezas y ficciones en la transformación del territorio, desde la excavación y construcción de mundos subterráneos, la unión de océanos al cortar continentes o la creación de nuevos territorios, ganándole tierra al mar. Extraer tierra, amasar adobes, apilar tabiques o construir celosías, forman un círculo sustentable en la transformación permanente del planeta homónimo que habitamos.