8 marzo, 2017

OB+RA: arquitectura temperada

por Miquel Adrià | @miqadria

000

El afortunado acrónimo O.B. + R.A. que une en su monografía a los arquitectos Oscar Borasino y Ruth Alvarado encierra la clave de un trabajo complementario. Dos autores que no se funden sino que se suman, que mantienen su autoría o la comparten, sin perder la esencia de su identidad. Su ADN común les permite trabajar juntos en algunos proyectos, donde el diálogo termina por hilvanar los cabos sueltos entre programa, proyecto y construcción. Los unen sus carreras casi paralelas, convergentes a veces, ávidos por conocer, compartir y construir una arquitectura acorde con los signos de los tiempos. Su trayectoria refleja una carrera cauta y refinada, trazada desde sus respectivas mesas de dibujo, fiel a la modernidad de las últimas décadas del pasado siglo. Una modernidad serena –desapasionada diría Alan Colquhoun[i]– en sintonía con su lugar de origen y con su época: las referencias incaicas han sido incluidas en la reflexión sobre su propia identidad como una pátina más en su sólido discurso y, a su vez, los vínculos generacionales con arquitectos mexicanos, argentinos o españoles, se evidencian en respuestas análogas ante problemas comunes.

006

003

El tronco común de ese ADN mencionado define más del noventa por ciento de toda especie, mientras que la sutiles diferencias permiten dar identidad propia a cada autor. Si el trabajo de Oscar Borasino es reflexivo, autorreferencial y, ocasionalmente, ensimismado, el de Ruth Alvarado es elocuente y expansivo. Ella define la idea proyectual en los primeros trazos, en el concepto contundente del primer croquis, donde todo está condensado, para vertebrar el discurso desde el proyecto hasta los últimos detalles de la construcción. Él, en cambio, se apoya con el detalle constructivo para definir las particularidades de las partes que irán armando progresivamente la totalidad de la obra. Dos metodologías antagónicas que eventualmente se cruzan para complementarse.

002

La arquitectura temperada de Ruth Alvarado y Oscar Borasino cautiva por su sutil equilibrio entre lo contemporáneo y lo atemporal, por su desapego aristocrático con lo urgente y con las modas, y por los guiños a la modernidad clásica desde detalles constructivos y composiciones que remiten a Mies, a Kahn, a Lucio Fontana o al Panteón. Si su inquietud los lleva permanentemente a visitar obras de otros colegas por todo el mundo, comparten con Deleuze y Guatari que con “la globalización no nos falta información. Tenemos demasiada. Lo que nos falta es creación”[ii]. Buena parte de su producción aborda la tipología de la vivienda, tanto aislada como colectiva, y eventualmente incursionan en otras tipologías como son los edificios de oficinas y, excepcionalmente, las iglesias o los templos, todos ellos para unos clientes que conocen, y para una sociedad a la que pertenecen y con la que se identifican. Esto los lleva a elaborar un discurso cauteloso que parte de los valores de la modernidad y la construcción de volumetrías y yuxtaposiciones de planos que vinculan la arquitectura al lugar.

001004

La arquitectura de OB+RA es obra construida, es el trabajo de una suma de dos arquitectos completos, de dos trayectorias sustentadas a lo largo de más de tres décadas con espacios habitados. La tarea del arquitecto es construir. Es transformar la realidad desde la comprensión del lugar y de las necesidades del cliente. Ruth Alvarado y Oscar Borasino han construido sus propios estilos desde la herencia de la arquitectura moderna. Su gusto por lo esencial los distancia de aquellos colegas interesados en producir arquitecturas adjetivadas y llenas de referencias, y les ha permitido destacar en el panorama latinoamericano como uno de los despachos de referencia del país andino. La arquitectura es una disciplina compleja que premia la constancia y que concluye en la construcción del espacio imaginado, tras un proceso que nace de unas intuiciones y que crece con el diálogo y la negociación con clientes, ingenieros, constructores. Este libro es un palíndromo que ilustra la suma de dos prácticas profesionales maduras y reflexivas como las de Ruth Alvarado y Oscar Borasino, desde las obras que ha llevado a cabo cada uno de ellos hasta las que se entrecruzan sus autorías para unir conocimiento y experiencia.


 

[i] Colquhoun, Alan. La arquitectura moderna, una historia desapasionada. Editorial GG, Barcelona 2005
[ii] Deleuze, Gilles y Guattari, Félix, en Mil Mesetas: capitalismo y esquizofrenia, Pre-textos, Valencia 1988


 

Consigue este libro en promoción en nuestra tienda en línea:

libros

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica

López Baz y Calleja: oficio y profesión

En arquitectura, la profesión es profesar, es como una manifestación de fe, ejercida no a ratos, sino permanentemente. Convertirse en arquitecto es un peregrinar vital. Llegar a ser arquitecto: eso es profesión. Otra cosa es el oficio. La capacidad, aprendida paso a paso, prueba y error, enfrentándose a un material. El oficio conoce el pasado, la profesión lee historia. No hay teoría, ni sistema, ni principios de la arquitectura.

Ver más
Publica

Collage de historias: la bienal de Chicago

La Bienal de Chicago ya es el acontecimiento arquitectónico más destacado de los Estados Unidos. En su segunda edición la CAB (Chicago Architecture Biennial) muestra el trabajo de ciento cuarenta arquitectos procedentes de más de veinte países, invitados por los directores Sharon Johnston y Mark Lee para que respondan al tema de “hacer una nueva historia”. 

Ver más