Arquine Jams No.16 | Exhibir arquitectura

INTRO

Arquine como referente de la cultura arquitectónica mexicana e internacional los invita a ser parte de Arquine Jams, una reunión donde el guión será la afinidad y el interés por el tema particular del número en curso de la Revista Arquine, con la intención de construir un espacio de discusión a través de la participación abierta de cada uno de los presentes.

El próximo miércoles 18 de enero a las 7:30 pm se celebra en nuestras oficinas el Arquine Jams No.16 | Exhibir arquitectura, una nueva sesión abierta al público en torno al papel de la arquitectura como elemento expositivo, tema central de la Revista Arquine No.78.

En esta discusión participan la arquitecta Isabel Martínez Abascal (LANZA Atelier / LIGA), Frida Escobedo, Mauricio Rocha y Gabriela Carrillo (Taller de Arquitectura), con Alejandro Hernández como moderador.

RSVP: difusion@arquine.com
Entrada Libre | Cupo limitado

Arquine
Culiacán 123
Anexo 1er piso
Hipódromo Condesa
06170
Ciudad de México


A partir de algunos ejemplos recientes de museos y galerías, se pretende reflexionar en este número 78 de Arquine sobre las condiciones que se imponen a la mirada en los espacios destinados a exhibir o mostrar el arte y viceversa: aquellas condiciones que ciertas maneras de observar le imponen tanto al espacio como a quienes lo ocupan.

“A lo largo de los últimos cincuenta años —mencionaba Hal Foster—, muchos artistas han introducido en la pintura, en la escultura y en el cine el espacio arquitectónico que los rodeaba, y durante ese mismo periodo muchos arquitectos se han involucrado en las artes visuales. […] Además, allí donde convergen el arte y la arquitectura, a menudo se generan también debates en torno a nuevos materiales, medios y tecnologías.”

Un recorrido por los espacios para exhibir arte no puede pasar por alto la Galleria Degli Uffizi como el paradigma del primer espacio para exponer; la casa de sir John Soane como el ámbito obsesivo del coleccionista; el Castelvecchio de Carlo Scarpa como la máxima expresión del diseño del artefacto entre el objeto y el espacio; las nuevas máquinas del arte pensadas para el cambio constante —del Centro Pompidou al Whitney— donde la tecnología desempeña un papel tanto estético como funcional; el minimalismo de Tadao Ando y las cajas neutras, hasta la sublimación del cubo blanco; los contenedores que retan al arte desde el espacio que generan, donde el arte constituye un punto de partida —del Guggenheim de Bilbao de Frank Gehry a la ampliación de la Tate Modern de Herzog & de Meuron; o el reciclaje como extracción para dialogar con la instalación artística, en el Palais de Tokio, de Lacaton & Vassal, o en la sala Beckett de Flores & Prats.

“No hay espacio arquitectónico sin algo que tenga lugar ahí: no hay espacio sin contenido”, apuntaba Bernard Tschumi a propósito de la dicotomía entre contenedor y contenido, donde la museografía quizá sea una forma de mediación entre el espacio existente y lo expuesto. Y los espacios para exhibir sean los lugares de encuentro entre creadores de contenido y diseñadores del contenedor para definir —como señala Liz Diller en estas páginas— la relación entre el espacio como tal y lo público.


Imagen: Museografía-pieza en Fundación Cartier
Taller de Arquitectura | Mauricio Rocha + Gabriela Carrillo
Fotografía: Luc Boegly