Concurso Arquine No. 17 | Pulmón Metropolitano de Oriente

CONCURSO

INTRO

El Concurso Internacional de Arquitectura Arquine, se realiza desde 1998 y persigue explorar temas de importancia y relevancia para la sociedad en general, incentivar la apertura de espacios de diálogo y promover la participación del arquitecto ante problemáticas determinadas a través de una respuesta proyectual, donde se promueva la competencia y la participación nacional e internacional. Con el paso del tiempo se ha constituido en uno de los concursos de ideas en el campo de la arquitectura de mayor alcance y proyección, y en su última edición logró tener la participación de más de 400 equipos y más de 21 países del mundo.

En esta oportunidad,

Arquine
Pregunta./
¿Cuál será la vocación del [futuro ex] Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México?

Luego de que se anunciara la construcción de un nuevo aeropuerto internacional para esta ciudad en la zona de Texcoco. Este Concurso busca la generación de diferentes propuestas para la [futura] zona urbana con mayor potencial del país, un total de 746 hectáreas que podrían convertirse en el catalizador del desarrollo y crecimiento de la zona oriental de una de las ciudades más complejas y pobladas del mundo. Encontrar la vocación del espacio que hoy ocupa el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México es uno de los retos más interesantes en términos de desarrollo urbano a nivel global; se presenta como la oportunidad de indagar por medio de un concurso público y abierto las posibilidades de generar un pulmón verde de grandes dimensiones en el oriente de esta metrópoli. Se deberá entonces partir de lo que podrían ser diversos planteamientos de rescate, transformación y densificación, contemplando la vocación propia del lugar como un espacio inundable y regulador de agua, la incorporación de usos que denoten el potencial de la zona como centro de operaciones y la incorporación de una zona dedicada a la realización de exposiciones internacionales que promueva la inversión y el flujo constante de capital local y extranjero, a su vez, se requiere también de un proyecto de densificación inteligente, que contemple un área destinada a viviendas y sus respectivos servicios. Además, el proyecto deberá plantear soluciones que permitan optimizar la conectividad con el periférico y las principales vías de comunicación de la ciudad, el centro histórico y el nuevo aeropuerto que estará ubicado en la zona adyacente de Texcoco.

NOTAS RELACIONADAS: