Todo pasa por recuperar

La restauración y apertura al público de la Casa de Antoni Gaudí y la concesión del premio Stirling 2017 al Muelle Hastings ponen de relieve arquitecturas donde el trabajo del arquitecto parece casi nada, una arquitectura silenciosa, que no tiene ya la necesidad de gritar por encima de su contexto, como tanto se acostumbraba años atrás, en la época de bonanza económica.

Ver más

Domesticar las aguas

Mientras ciudades como Chicago y París evolucionan para convertir sus cuerpos de agua en espacios de recreación para los habitantes, en la Ciudad de México seguimos enfrascados en un urbanismo colonial que entiende el agua como una provocación, como el último remanente de una naturaleza que exige ser conquistada: domesticar las aguas ha significado destruirlas.

Ver más

La bóveda celeste de Jean Nouvel

Una década después del anuncio de su construcción, el Louvre de Abu Dhabi, realizado por Jean Nouvel, es una realidad para el público. Abre sus puertas un museo cuya característica fundamental es una enorme cúpula de 180 metros de diámetro que tamiza la luz local para construir una atmósfera única al borde del mar

Ver más

Las calles no son sólo para los autos

El futuro de las ciudades no es sólo para autos, pertenece desde origen a otro tipo de traslados que tendremos que incentivar, crear e, incluso, en hábitos que debemos transgredir

Ver más

El monumento y sus afectos

La exposición ‘Monumentos, anti-monumentos y nueva escultura pública’, curada por Pablo León de la Barra y recientemente inaugurada en el Museo Universitario del Chopo, revisa la difícil relación de Latinoamérica con sus objetos públicos.

Ver más

Arquitectura a ‘bomberazos’

Los terremotos de septiembre pasado nos han dado la oportunidad de replantear el futuro de nuestras ciudades. No debemos permitir que las respuestas oficiales a este penoso acontecimiento provocado por la furiosa naturaleza se conviertan en una serie más de ‘bomberazos’ y menos que se politice ante la cercanía de las próximas elecciones.

Ver más

Modernidad profunda

Es mucho lo amenazado en la Ciudad de México: se está hundiendo; el agua se seca y se mezcla con desechos humanos; la vivienda escasea y está esparcida; la contaminación del aire amenaza la salud. ¿Cómo pensar la Ciudad de México cuando nos guiamos no por sus imágenes ideales —las imágenes de una ciudad seca, estable y moderna, que despliega capital, tecnología y maquinaria pesada— sino por el sustrato profundo de la ciudad?

Ver más