Mies en Latinoamérica

27 de marzo de 2013

mies_smoke

por Carlos Lanuza

En 1957 el presidente de la compañía Ron Bacardí escribe una carta a Ludwig Mies van der Rohe (Aquisgrán, Alemania, 27 de marzo de 1886 – Chicago, Illinois, 17 de agosto de 1969) describiéndole el espacio ideal de oficinas para un nuevo edificio de la compañía. El espacio descrito coincidía con las búsquedas de Mies en ese momento, espacios diáfanos, sin particiones, en el que todos los empleados pudieran verse unos a otros. Este se convertiría en el primer proyecto que Mies desarrolla en Latinoamérica, y de haberse llevado a cabo estaría ubicado en la ciudad de Santiago, en Cuba.

Mies visita Cuba ese mismo año con su colega Gene Summers. Ambos se familiarizan con las características físico-naturales de la isla y toman decisiones sobre la forma de abordar el encargo; aunque no se construye por razones políticas, se desarrolla en un grado de detalle muy avanzado. El proyecto consiste en ocho columnas cruciformes ubicadas en el perímetro de una cubierta cuadrada, dos de cada lado, con un espacio de oficinas definido por superficies vidriadas con carpintería metálica, retrasadas seis metros con respecto al límite de la cubierta. Esta estructura de concreto reforzado se levanta sobre un podio elevado sobre el terreno natural que alberga espacios de oficinas. El proyecto se convierte en el modelo del cual Mies parte para desarrollar el Museo Georg Schaefer en Schweinfurt, tampoco construido, y la Nueva Galería Nacional en Berlín, ambos en Alemania.

En 1958 Mies recibe otro encargo de la compañía Ron Bacardí. Esta vez se trata del diseño de las nuevas oficinas en la ciudad de México. Este proyecto se enmarca en el desarrollo de un complejo que incluye edificios proyectados por Félix Candela, y es el único edificio construido en Latinoamérica por Mies van der Rohe. El edificio es simétrico, con dos pisos de altura, conformado por una retícula estructural de perfiles metálicos de acero de cinco bahías de largo por tres de ancho. En la planta baja se encuentra el vestíbulo, con dos escaleras que llevan a la planta superior, definido por superficies vidriadas y carpintería metálica retranqueadas con respecto al límite exterior del segundo piso y dimensionado a doble altura. El segundo piso alberga el área de oficinas, ahuecado en su parte central por el vestíbulo, contiene dos núcleos de servicios ubicados en los extremos del edificio que se extienden hasta tocar el suelo, siendo los únicos elementos opacos en ambas plantas. Este nivel se ve definido por un muro cortina en línea con la estructura portante y pautado por los montantes verticales de acero y las columnas.

Quizá el proyecto más desconocido proyectado por Mies van der Rohe en Latinoamérica sea el consulado para los Estados Unidos en São Paulo, Brasil. Fue encargado en 1957, de haberse construido estaría localizado en la avenida Paulista, una arteria vial de gran importancia de la ciudad. El edificio fue proyectado con tres niveles, uno de ellos semienterrado, soportado por una retícula estructural de siete bahías de largo por cuatro de ancho, con un sistema estructural de perfiles metálicos recubiertos de concreto. Además de espacio de oficinas, el edificio debía albergar un auditorio y un complejo sistema de circulaciones. Dos patios interiores perforan el edificio y permiten iluminar los espacios adyacentes. El acceso al edificio es frontal y se distribuye en dos tramos de escaleras interrumpido por una plataforma intermedia entre el nivel de la calle y el nivel de acceso al edificio; se encuentra retrasado con respecto a la alineación de los edificios generando espacio libre entre la calle y el acceso.

Estos tres proyectos forman parte de una etapa muy productiva para Mies van der Rohe y sirven de excusa para acercarnos a su arquitectura a partir de la experiencia latinoamericana; los tres coinciden en el tiempo y dejan ver características de su arquitectura en su etapa más madura, son proyectos un poco olvidados que merecen la pena ser estudiados para no olvidar el legado de un maestro de la arquitectura.

mies3

Mies_Bacardi_ext (1)

Mies_Bacardi_int

meximies

miesmexx

Edificio Administrativo para Bacardi en Tultitlán, México.

BacardiCuba

DSC_0614

cuba_1

Edificio Administrativo para Bacardi en Santiago de Cuba.

MiesSao (2)

Maqueta del consulado para los Estados Unidos en São Paulo, Brasil.

Comparte tu opinión.

Name required

Website