COLUMNISTAS./

ARTICULOS DEL AUTOR./

Publica

Automóviles: el costo del tiempo perdido

En cada vez más numerosas ciudades del mundo se han establecido ya planes concretos para reducir el tráfico automotriz, e incluso eliminarlo de distritos urbanos completos: ¿cuántas horas al día, al año, estamos dispuestos a desperdiciar en aras de un sistema de movilidad que no solamente no tiene remedio, sino que empeora cada día?

Ver más
Publica

La mala arquitectura de la ciudad y los arquitectos

A estas alturas es necesario abandonar el obsoleto y dañino concepto de que la ciudad la hacen solamente los urbanistas y abrazar la causa urbana con toda determinación y responsabilidad: a nuestras ciudades les urge una pertinente, razonable, esplendorosa arquitectura urbana.

Ver más
Publica

Universidades: de fortines a núcleos urbanos vivos

Los fortines universitarios hace tiempo que dejaron tener sentido. Mucho ayudaría a la comunidad en general, y a las comunidades universitarias, el abrirse inteligentemente a sus contextos y usuarios inmediatos, a toda la ciudadanía.

Ver más
Publica

El plano del deseo

El lenguaje técnico/burocrático de los planos con los que se “hace” la ciudad está muy lejano del deseo. Y, sin embargo, es a este deseo al que, ineludiblemente, debería de responder todo el esfuerzo “planificador”. ¿Cómo lograr este “plano del deseo”, o para ponerlo en un menos alarmante término, “plano de identificación y visualización de proyectos específicos”?

Ver más
Publica

Alternativa por la seguridad urbana

Las calles las hacen las personas, sus hábitos, su presencia. Las vialidades abandonadas por los peatones, destinadas solamente al tránsito automotor, son hostiles y frecuentemente peligrosas para todos. Los espacios públicos solamente lo son en realidad cuando son apropiados por grupos humanos: barriales, vecinales, o en simple tránsito.

Ver más
Publica

Descubrir cómo vivimos: la pedagogía de la ciudad

En una casa, es necesario que los miembros de la familia sepan cómo funciona su lugar de residencia. Cómo llega el agua y se almacena, cómo se distribuye, cómo se calienta, cómo se cuida, cómo se van los residuos. Sabe del boiler y los pilotos. Dónde están la línea de entrada de la corriente eléctrica, la caja de fusibles o interruptores, los controles, etcétera. Con la ciudad, la casa de todos, debe pasar lo mismo.

Ver más
Publica

Puerto Vallarta, 1957

Puerto Vallarta a mediados del siglo pasado conservaba intactas sus claves genéticas. Casas de cal y canto con techumbres de teja, aleros, muros blancos con aperturas moderadas y lógicamente verticales, tendidos de hojas de palma en la playa para facilitar los trabajos de la pesca. Seis décadas, se transformó en un lugar eminentemente turístico, con todas sus consecuencias: la radical transformación de los paisajes urbanos y naturales, costos ecológicos, diversas y profundas problemáticas citadinas.

Ver más