8 febrero, 2017

Women in Architecture

por Arquine | @arquine

Desde un tiempo a esta parte, en numerosos frentes existe el necesario desafío por visibilizar el papel de las arquitectas dentro de la disciplina. Documentales como ARQUITECTAS de Ariadna Cantis, los congresos ArquitectAs. Redefining the Profession y MORE: Expanding architecture from a gender-based perspective, el libro de Despina Statrigrakos Where are the women architects? o el blog Un día, una arquitecta, son sólo una pequeña muestra de un esfuerzo orientado a dar voz propia a las profesionales y reconocer su trabajo.

Se trata, todavía, de un asunto pendiente. Y es que el papel de las mujeres en la arquitectura se ha visto muchas veces limitado, con escaso reconocimiento frente a sus iguales hombres: la negación del premio Pritzker a Denise Scott-Brown en 1991, el olvido durante muchos años del papel determinante de Jakoba Mulder en la recuperación del espacio público en Amsterdam tras la Segunda Guerra Mundial —mérito que recayó casi únicamente en Aldo van Eyck—, el escaso reconocimiento que Lilly Reich, Eileen Gray o Charlotte Perriand en la historiografía de la Arquitectura Moderna o el escaso reconocimiento dado hoy a muchas críticas de arquitectura; son sólo algunos de los sucesos más repetidos a la hora de hacer una genealogía.

Sin embargo, y a pesar de que parezca se hayan avanzado algunos pasos, queda camino por hacer. Una muestra fue las críticas recibidas a un artículo de Yo Donna (filial del periódico español El Mundo), donde se describe a las profesionales no sólo por sus logros sino también por su papel de madre o de esposa. Una forma de descripción que, pese a que pueda parecer menor, resulta muy poco imaginable si se hiciera a la inversa: retratando a los arquitectos desde sus parejas. Todo esto nos lleva a reconocer una situación que Luby Springall supo resumir muy bien en un texto publicado en Arquine: “Mucho ayudará a las futuras grandes arquitectas y a la sociedad, que se reconozca a las grandes arquitectas del pasado y del presente, porque hay tantas grandes mujeres como grandes hombres. Ya no es pertinente el dicho que detrás de un gran hombre, hay una gran mujer: ¿porque detrás y no a la par?”

Tal pregunta requiere el esfuerzo tanto desde la disciplina como desde los medios. Por ello, y desde hace unos años, se lanzó el Women in Architecture Awards. Un premio que reconoce el trabajo de las arquitectas, poniendo énfasis en el proyecto construido, a fin de promover modelos profesionales de primer nivel para la disciplina.

Este año, el premio ya ha anunciado sus finalistas: Julia Barfield, de Marks Barfield, conocida por construcciones icónicas como London Eye, está ahora nominada por el BA i360 en Brighton, otro mirador en la costa de la ciudad; Gabriela Carrillo, de Taller de Arquitectura Mauricio Rocha + Gabriela Carrillo, nominada por su trabajo en los Juzgados Orales en Pátzcuaro, Michoacán. Un trabajo que “responde hábilmente al diseño de espacios flexibles, y mejora la transparencia en el proceso judicial; Anouk Legendre, de XTU Architects, reconocida por la Cité du Vin en Burdeos, Francia, “un espacio dinámico donde los turistas pueden comprar, consumir y aprender todo aquello relacionado con la cultura asociada a la bebida”; y Andrea Leers y Jane Weinzapfel, de Leers Weinzapfel Associates, por el East Regional Chilled Water Plant en Ohio. Un proyecto “con un acercamiento elegante a un edificio funcional que usa paneles de aluminio perforado para lograr una estética redefinida”.

carrillo_3

carrillo_1Juzgados Orales en Pátzcuaro, Michoacán | Taller de Arquitectura Mauricio Rocha + Gabriela Carrillo | Cortesía Archdifusion.mx

 
Así mismo, la revista presenta una categoría para Arquitectura Emergente (The Moira Gemmill Prize) entre los que se destaca el trabajo de Ada Yvars Bravo, de Mangera Yvars Architects, por la Facultad de Estudios Islamicos de Catar en Doha; Johanna Hurme de 5468796 Architects, de la que se destacan diversos proyectos: Crossroads Garden Shed en Calgary, Migrating Landscapes (participación oficial de Canadá en la XIII Biennale de Venecia) y la casa 62M; Jing Liu, de SO-IL, de la que se reconoce el trabajo en el Museo de Arte Manetti Shrem en California, “una cubierta extendida que parece levantarse desde el mismo paisaje, flotando en el aire”; y a la mexicana Rozana Montiel, de Rozana Montiel Estudio de Arquitectura, de quien destacan su compromiso y sensibilidad hacia la comunidad en proyectos como Cancha en Veracruz, la intervención en la Unidad Habitacional San Pablo Xalpa y la Casa Tepoztlan.

RM_COURT_02©Sandra PereznietoRozana Montiel | Court, Veracruz, 2015 © Sandra Pereznieto

 
A todas ellas habría que sumar, además, el reciente reconocimiento que Denise Scott-Brown recibió con el premio Jane Drew 2017, premio que también otorga el Women in Architecture Awards pero dedicado a reconocer la trayectoria profesional en su conjunto de quien lo recibe.

Todo ello supone una celebración de la disciplina en sí, que pueda corregir, con gestos precisos, muchos años de tratamiento desigual hacia todas las profesionales de la arquitectura.


 

Para ver más sobre Mujeres y Arquitectura en Arquine.com

ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR./

Publica GregorSchneider webmuac

Agenda de la semana

¿Qué puedes disfrutar esta semana? Consulta nuestra agenda de eventos y descubre distintas actividades, conferencias y exposiciones relacionadas con el arte, la arquitectura, el diseño y la ciudad.

Ver más
Publica IMG_7264

Casa L

  Proyecto arquitectónico: LANZA Atelier (Isabel Abascal y Alessandro Arienzo) …

Ver más